JFK - Nueva York

¡Nueva York es para todos! Conozca nuestras sugerencias para un viaje inolvidable

¿Ya se dio cuenta de cuántas cosas diferentes existen alrededor del mundo? Muchos son los colores, las maneras de vestirse, las comidas, los olores. Y tantas son las personas con culturas y costumbres diferentes que tenemos ganas de conocer todo de una sola vez. Y, si existe un lugar capaz de reunir una infinidad de culturas, ese lugar es Nueva York.

En una isla ubicada en Estados Unidos, en el estado del mismo nombre, Nueva York es un ejemplo cosmopolita. Además de las personas de diversos rincones del mundo que viven allí, más de 50 millones de personas visitan la “Big Apple” cada año.

Por eso, si usted pretende conocerla, o si ya la conoce y pretende volver, le vamos a dar algunas valiosas sugerencias para un paseo en la ciudad eternizada por Frank Sinatra en "New York, New York".
Ahora lo que todos quieren saber: ¿qué hay de interesante para hacer en NY? Mucho. Son tantas las cosas que es fundamental investigar los lugares que le gustan más. Para eso, le damos una ayuda.

¡Vamos a empezar con los museos!

El Museum of Modern Art, el MoMA, no puede faltar en su lista. En la entrada usted inmediatamente verá una de las obras más famosas del mundo, la Starry Night, de Van Gogh. El museo es uno de los primeros en la ciudad dedicados al Arte Moderno. La mejor opción es visitarlo por las tardes de viernes, porque que la entrada es gratis.

En los cuatro pisos del American Museum o Natural History, usted va a realizar un paseo por la historia. Son exposiciones de fósiles, primates de cera y animales disecados remontando a la prehistoria de una manera fascinante.

Incluya también en su lista el Metropolitan Museum of Art con más de dos millones de obras en exposición y el Guggenheim Museum, con su arquitectura y acervo increíbles.

Para los románticos

Si usted va a viajar para la Luna de Miel o en pareja a Nueva York, no se olvide: el Central Park es uno de los destinos más románticos de la ciudad. Excelente lugar para pasear al aire libre en un césped muy verde y también en el famoso Strawberry Fields.


Admirar un bello paisaje siempre despierta los suspiros de parejas enamoradas. Por eso, vaya a uno de los puntos más altos de la ciudad para contemplarla. El  Empire State se ve lindo principalmente al atardecer, y es desde arriba que la pareja puede tener una de las vistas más deslumbrantes de Manhattan.

Paseos en barco, patinar en el hielo de la mano en el Rockfeller Center (en invierno, claro) y, ¿por qué no?, una visita a la estatua de la Libertad. Ella también debe estar en la lista de los enamorados.
Después de asegurar los pasajes, el próximo paso es buscar un buen lugar para hospedarse. Para un viaje tan importante, reserve al menos una semana de vacaciones y no se pierda un segundo de diversión.

Como la isla está casi enteramente cortada por una línea de metro que opera 24 horas por día, siete días por semana, una cosa es cierta: un hotel al lado del metro soluciona la mitad de sus problemas de locomoción.

Los barrios más indicados para instalarse están cerca de la Times Square o de la 5ª Avenida. No necesita más que 20 minutos para llegar al metro y de allí partir hacia donde quiera.

Si los hoteles no le agradan, usted puede buscar formas alternativas de hospedaje, una de ellas son los albergues. Algunos ofrecen una excelente estructura en habitaciones colectivas con precios más bajos. ¡Lo que hace la diferencia es poder conocer a un montón de otros viajeros de todo el mundo!

¡Otra opción es alquilar un cómodo departamento! ¡Exactamente! En Internet, hay sitios web que ofrecen esa alternativa para una corta temporada, así que no necesita sacrificar su bolsillo. Con un promedio de R$ 250 por día, usted puede alquilar un buen Loft para dos personas.
No sólo de hamburguesas vive Nueva York. La reunión de personas de todo el mundo permite que la ciudad ofrezca una inmensa variedad de cocinas. A pocos metros del Metropolitan Museum un casarón de los años 30 abriga el delicioso Crown, un restaurant italiano. Ya el Daniel Boulud es uno de los restaurantes franceses más famosos de la ciudad.

¡Aventúrese por Chinatown! Además de la variedad de comercio y de culturas que encontrará, la cocina china está muy presente. Allí usted puede encontrar desde puestos de calle hasta algunos restaurantes un poco más especializados, como el Ping.

Uno de los lugares más interesantes para cenar es en el rio Hudson. ¡Así es! Hay algunos pequeños barcos donde usted puede realizar un agradable paseo mientras le sirven una maravillosa cena. La decoración es por cuenta de la iluminación de la ciudad durante la noche.

Pero si usted quiere realmente entrar en el clima de Manhattan, el hot dog es indispensable.  Pruebe el Gray’s Papaya, (402 Avenue of the Americas), uno de los mejores de la ciudad. Abierto 24 horas, y todo es una delicia.

Si aún así no resistir a la hamburguesa, vaya al P.J. Clarke's o al Minetta Tavern.