CPV - Campina Grande

Fuerza interior

La ciudad no ostenta el adjetivo “grande” gratuitamente: es una de las metrópolis del interior nordestino. Rivaliza en importancia con la capital del Estado de Paraíba, João Pessoa, y además se enorgullece de promover la mayor fiesta de San Juan del planeta. Es mucho forró durante un mes en el Parque do Povo, área de 42,5 mil metros cuadrados repleta de gente.

¿Quiere más? ¡Y por supuesto lo hay! En la mitad del camino entre el agreste y el sertão , Campina Grande es un polo tecnológico químico, farmacéutico y universitario que atrae gente de todo el Nordeste. El turismo de negocios es muy desarrollado en la ciudad.

Localizada en el Planalto da Borborema, cerca de 550 metros sobre el nivel del mar, tiene un clima más agradable que los otros municipios del interior del estado, además de contar con áreas verdes como el Parque das Pedras y el Açude Novo.​

El Museo Histórico funciona en el edificio que abrigó la primera cárcel, inaugurada en 1814. El Museo del Algodón reúne un acervo que retrata cómo la ciudad llegó a convertirse en la segunda mayor productora mundial de dicha materia prima. Y el Museo Luiz Gonzaga recuerda al eterno Rey del Baião.

Muy bueno también es visitar la exposición de la Colección Assis Chateaubriand. Es una buena muestra de lo mejor del arte brasileña, con las obras de Portinari, Anita Malfatti, Pedro Américo y mucho otros.

La Feria Central es una de las mayores del Nordeste y funciona todos los días. Usted encuentra muebles, ropas, productos agropecuarios y alimentos. Y si desea probar una buena carne de sol, la idea es ir al barrio Alto Branco, donde están las principales casas de carne. Después, hay que seguirla en las ciudades históricas vecinas Areias e Ingá, a apenas 45 km.

volver