MAO - Manaus

Manaus

Capital de la selva

Por Ricardo Freire

Una ciudad con muchas faces. Manaus está enclavada en la mayor selva del planeta, pero también es un polo industrial. Tiene ópera y tiene boi-bumbá. Es un punto de partida para una zambullida en la selva, o un puerto seguro para quienes no quieren permanecer una noche lejos de las comodidades de la civilización.

Si la Manaus del caucho construyó el Teatro Amazonas, la Manaus de hoy, con sus casi dos millones de habitantes y un skyline de rascacielos sobre el Rio Negro, tampoco se encuadra en lo que se espera de una ciudad en el medio de la Amazonia.

No se deje engañar por las apariencias. Los sabores –y los saberes– de la selva nunca tardan para manifestarse. ¿El mejor ejemplo? El cheese-caboquinho: sándwich de tucumã con queso “coalho” en el pan francés, un manjar de la fast-food de Manaus.​

O que fazer em Manaus

El centro de la ciudad no se limita al Teatro Amazonas (donde se ofrecen visitas guiadas a cada media hora). Explore sus alrededores: vaya a los centros culturales del Palacio de la Justicia y Palacio Río Negro y compre artesanías en la Galería Amazónica.

El paseo al Encuentro de las Aguas de los ríos Negro y Solimões es más interesante cuando usted va en una embarcación alta; en lancha el contraste es menos evidente. Las agencias también ofrecen paseos de un día a hoteles de selva en los alrededores.

Espíritus realmente aventureros pueden embarcar en los recreos, los barcos de línea que conectan las principales ciudades de la selva. Este turismo antropológico puede hacerse en la categoría casi-lujo (compre un camarote) o roots (lleve su propia red).

volver