SAO - Guarulhos

São Paulo

Abierta 24 horas

Por Ricardo Freire

“San Pablo no puede parar”, reza el dicho. “Todo al mismo tiempo ahora”, afirma la publicidad, pidiendo prestado el estribillo de la canción de rock. “vámonos, vámonos, ya es hora de irnos, vámonos”, dice la canción del informativo radial. El tránsito, de vez en cuando, para. Pero la ciudad no para de moverse en velocidad vertiginosa.

San Pablo es una usina de oportunidades para todo el mundo que quiera crear, realizar, consumir. Trabajo y placer se confunden. Pero una cosa es verdad: quienes vienen de visita acaban aprovechando la ciudad mucho más.

Desde hace algunos años, la prohibición de vallas publicitarias y letreros reveló una belleza que la propia San Pablo no se imaginaba. “Quédese un día más”, recomienda la campaña de la Secretaría de Turismo a los viajeros apurados. Excelente idea.

O que fazer em São Paulo

Algunos de los paseos más interesantes de la ciudad están en el centro: la Pinacoteca del Estado, el Museo de la Lengua Portuguesa y el Mercado Municipal pueden combinarse en una única salida. Vale la pena contemplar el espigón de la Avenida Paulista de dos miradores opuestos: la terraza del Edificio Italia y el Hotel Unique.

Las experiencias de compras van de A a Z: de los shoppings más sofisticados a las calles especializadas en gangas, como José Paulino, 25 de Marzo y Santa Ifigênia.

El eje Itaim-Jardines tiene más restaurantes, pero Higienópolis se encuentra en ascenso. En la vida nocturna, la rivalidad entre los barrios Vila Madalena y Vila Olimpia ganó un competidor: el Bajo Augusta, preferido por los alternativos.

volver