AJU - Aracaju

Aracajú

Entre ríos

Por Ricardo Freire

Aracaju es uno de esos lugares que despiertan en el forastero la sensación de que descubrir un lugar donde vivir puede ser aún más interesante que visitarlo.

La ciudad se extiende entre dos ríos caudalosos, el Río Sergipe y el Vaza-Barris. El Río Sergipe es su frontera al norte, donde nació la ciudad. Inmediatamente al sur está 13 de Julho, su barrio más elegante, cuya avenida principal acompaña un vistoso mangle transformado en parque. La isla de Coroa do Meio conduce a la playa de Atalaia, que viene recibiendo una bellísima urbanización en los últimos años y la continúan 20 quilómetros de arenas semisalvajes hasta la Praia do Mosqueiro, en el Río Vaza-Barris.

La novedad es que la ciudad no está más contenida por los ríos: dos puentes recientes conectan la capital a las bellezas intocadas del litoral hacia el norte y hacia el sur.

O que fazer em Aracaju

La Orla de Atalaia es garantía de diversión. Tiene pasarelas de madera, que sirven de atajo hasta las proximidades de la rompiente, además de una pista para bicicletas, un parquecito y hasta un buen Oceanario. Por la noche elija entre los bares y restaurantes junto a la rambla o en la zona bohemia de la Passarela do Caranguejo, al otro lado de la avenida.

Dos de las ciudades más antiguas de Brasil están próximas a la capital: São Cristóvão, 23 km al Sur, y Laranjeiras, 30 km al Norte.

Aracaju es una excelente base para realizar paseos. Al norte, Pirambu (34 km) está una de las primeras bases del Proyecto Tamar; Pacatuba (115 km) es la puerta de entrada para el pantanal de Sergipe. Al sur, Praia do Saco (65 km) y Mangue Seco (110 km) son dos ciudades que pueden combinarse en un mismo viaje.

volver