AUA - Aruba

Aruba

Introducción al Caribe

Por Ricardo Freire

Aruba es el Caribe más fácil que existe. La pequeña isla, que hace pocos años se independizó de Holanda, prácticamente no tiene contraindicaciones. Los huracanes pasan lejos, es posible comunicarse en “portuñol”, no es necesario cambiar dinero local, ya que es posible efectuar saques inclusive en dólares en los cajeros electrónicos.

Palm Beach, la playa donde se ubican todos los hoteles vendidos en los paquetes, tiene una arena blanco-talco y el mar azul-bebé más calmo que usted jamás soñó. Se hace todo al estilo americano, pero no necesita sacar la visa. ¡Mire qué bueno!

Venga a disfrutar del sol, la playa, la estructura de su súper hotel ( y, quien sabe, hasta un casino...) y hacer algún paseo. Vacaciones son para relajarse, ¿recuerda? ¡Relájese!

O que fazer em Aruba

Alquile un coche por dos o tres días para ir a las playas sin edificios: Arashi y Malmok, al norte, y Baby Beach, al sur. Los otros días, haga paseos en barco, en 4x4 o en submarino con fondo de vidrio.

El centro de la capital, Oranjestad, tiene un escenario colonial y buenos comercios, con énfasis en perfumes, cosméticos, ropas y complementos de grife. Es también la dirección de simpáticos restaurantes, como el “ ¿Qué pasa?”.

Curasao está ubicada a media hora de vuelo (no hay barcos). Es posible ir y volver enseguida para conocer el centro histórico de Willemstad y otras atracciones, como el Acuario. Pero para conocer las dos islas en el mismo viaje, lo mejor realmente es dividir la estadía en dos.

volver