MOC - Montes Claros

El norte del progreso

En Minas se sabe: todos los caminos llevan a Montes Claros. Nada menos que seis carreteras federales desembocan allí, contribuyendo para hacer de la ciudad una metrópolis del norte minero.

La economía es sólida, basada en un parque industrial bastante diversificado: va de tejidos a materiales de construcción, pasando por productos lácteos y farmacéuticos. El futuro está garantizado por la grande población universitaria: Montes Claros cuenta con campos de la UFMG, de la Estadual de Minas, y de más de 13 instituciones particulares.

Irónicamente, esta potencia industrial sirve como un atajo para quienes quieren descubrir una de las últimas maravillas de producción artesanal de Brasil: los aguardientes de la región de Salinas, cerquita de allí.​

Por cuenta, sobre todo, de la grande población de jóvenes universitarios, Montes Calaros tiene una vida nocturna animada. El punto de encuentro es la Av. Esteves Rodrigues, en el centro, donde están los bares más movidos.

De día, visite los parques que existen tanto en la ciudad como en los alrededores. El destaque es el Parque da Sapucaia, una reserva forestal en la Serra do Ibituruna, donde se puede practicar vuelo libre, aeromodelismo o simplemente divertirse subiendo en el teleférico.

Se encuentran muchas cavernas en la región. E complejo espeleológico de Lapa Grande guarda fósiles de animales y presenta formaciones muy bonitas. La más impresionante de estas se extiende por un río subterráneo hasta la cascada Lapa Encantada.

volver