BSB - Brasília

Brasília

Cincuentona

Por Ricardo Freire​

Cincuenta años después de inaugurada, Brasilia conserva la esencia del proyecto de Lúcio Costa. Aunque tenga dos veces más habitantes que lo planeado, se hizo una metrópoli despejada, verde y florida, donde el cielo forma parte integrante del paisaje.

Los políticos debandan para sus estados el viernes, pero los brasilienses saben aprovechar su ciudad durante los siete días de la semana. Grandes nombres de la cultura pop nacional salieron de su noche. El Lago Paranoá, construido para dejar el aire de la región menos seco, se convirtió en un importante centro de deportes náuticos.

Para los que permanezcan por más tiempo, los alrededores traen sorpresas agradables. El urbanismo y la arquitectura modernistas del Plan Piloto encuentran complemento ideal en las casas coloniales de Pirenópolis y en la naturaleza intocada de la Chapada dos Veadeiros.​​​

O que fazer em Brasília

Brasilia es uno de los mejores lugares del mundo para hacer turismo arquitectónico , o turismo de marcos arquitectónicos. Un bus de dos pisos sale de la Torre de Televisión y hace un recorrido por la ciudad. De la vasta obra de Oscar Niemeyer se pueden visitar por dentro el Congreso Nacional, el Palacio do Planalto, el Itamaraty (marque su visita), el Palacio da Alvorada (miércoles de las 15h a las 17h), el Memorial JK y, claro, la Catedral.

Vaya también al Catetinho, el “palacio” de madera donde Juscelino Kubitschek despachaba. En el Lago, no se pierda el puente JK y los bares y restaurantes de Pontão.

La ciudad colonial de Pirenópolis está a 180 km en la dirección Este; San Jorge, en la Chapada dos Veadeiros, 230 km al norte.

volver