GOL ­ CCS - Caracas

CCS - Caracas

Indisponível

Verde Valle

Desde la ventana del avión ya se puede entender la topografía de la capital venezolana: rodeada por altas montañas, Caracas sugiere una Santiago ecuatorial o una Belo Horizonte andina.

Hay restaurantes con aire cosmopolita en Las Mercedes, pequeñas tiendas en Sabana Grande, resquicios de la era colonial en la Candelaria, además de parques y museos distribuidos por la ciudad. Para circular por los puntos turísticos, el metro es un buen medio de transporte. Los taxis no utilizan el taxímetro; es necesario negociar la carrera antes de la partida. Al caminar por la calle, tome las mismas precauciones que tomaría en una gran ciudad brasileña.

Además del importante centro de negocios, para los brasileños Caracas también sirve de escala para disfrutar de las delicias del Caribe. El archipiélago venezolano de Los Roques está tan solo a media hora viajando en avión. Los aviones de GOL/Varig siguen viaje hasta Aruba y Punta Cana.​

La figura de Simón Bolívar es objeto de culto: en la estatua ubicada en la plaza que lleva su nombre, en su casa natal o en el Museo Bolivariano, lugares muy visitados.

Entre los programas obligatorios están la subida en teleférico al Cerro El Ávila, desde donde se puede ver incluso el mar del Caribe (vaya por la mañana para no encontrar niebla) y el Parque del Este diseñado por el brasileño Burle Marx, que tiene planetario y zoológico. No deje de probar una arepa, la tortilla que representa la comida símbolo de Venezuela. Para realizar un paseo interesante, tome el metrobús hasta el El Hatillo, ciudad colonial a 30 km.

Por la noche, aproveche la escena gastronómica de los barrios de La Mercedes y Altamira o los bares del Centro Comercial San Ignacio, en La Castellana.