FEN - Fernando de Noronha

Fernando de Noronha

Para pocos

Por Ricardo Freire

Puede creer en todo lo que escuchó y vio sobre las bellezas de Fernando de Noronha. Sus amigos no exageraron en las descripciones y las fotos que salen publicadas en las revistas no son producto de una elección cuidadosa de ángulos favorables. De frente al mar, todos los ángulos de Noronha son favorables.

Aguas cristalinas, recortes sensuales, piedras, cerros, floresta –los ingredientes son todos de la mejor calidad y fueron mezclados por Alguien que evidentemente no entiende de ese negocio de hacer playa bonita. Bajo el agua, usted se cruza con una fauna marina difícil de encontrar tan cerca de tierra firme.

Apenas se permite la entrada de 700 forasteros a la isla a cada noche. Cuando vaya, aproveche el privilegio el máximo de noches que pueda.

O que fazer em Fernando de Noronha

Intente pasar su primer día perfecto de sol en la Playa de Sancho, que es, por unanimidad, considerada la playa más bonita de Brasil. Antes de bajar por la escalerita que atraviesa la piedra, camine hasta el mirador de la Baía dos Porcos.

La isla es el paraíso para el buceo con cilindro –pero, aun con snorkel, se puede aprovechar mucho. El acuario natural de la Praia do Atalaia está abierto a visitación en la marea baja, y es para quienes llegan a pie, con guía. También es posible bucear entre tortugas en la Praia do Sudeste (busque el guía registrado).

El mejor atardecer es en la Praia da Conceição. Por la noche, después de una charla en la sede del Proyecto Tamar, la noche continúa en el pequeño centro de la Vila dos Remédios.

volver