PNZ - Petrolina

Indisponível

Del agua para el vino

A orillas del Río San Francisco, Petrolina es oasis de dinamismo en el sertão. La ciudad transforma el agua de Viejo Chico en una fuente de energía para emprender y osar.

Junto con Juazeiro, en las márgenes opuestas del río, Petrolina forma el mayor aglomerado urbano del semiárido brasileño. Acaba de tornarse sede de una universidad federal. Y es también el principal exportador de frutas del país. Desde hace algún tiempo, sin embargo, la ciudad no se contenta con cultivar apenas uvas; se transformó en productora de vinos, cada vez más elogiados, elaborados con la consultoría de enólogos extranjeros.

En el extremo oeste de Pernambuco, Petrolina está cerquita del estado de Piauí, y por eso ofrece fácil acceso a quienes quieren visitar el Parque Nacional da Serra da Capivara, mundialmente famoso por las pinturas rupestres y los sitios arqueológicos.​

¿Quién nunca soñó en navegar por el río San Francisco? Cruce Juazeiro y tome una de las embarcaciones que pasean por el río. Además en la ciudad bahiana, visite el centro histórico y el Museo Regional, que recuerda los vapores que circulaban por el río.

De vuelta a Petrolina, no deje de ir al Bodódromo, aunque sea apenas para espiar las decenas de restaurantes y bares, que preparan el fino manjar del sertão de todas las maneras: chivo a las brasas, al vino y la clásica buchada.

En el Centro de la ciudad además están el Museo del Sertão y el Espacio Cultural Ana das Carrancas; reserve un espacio en la valija para llevar una pieza para casa. Fuera de la ciudad, visite las vinícolas; contrate un guía para visitar los viñedos y ver la cosecha.

volver